Fotografía

Bruno Barbey

“La fotografía es el único lenguaje que puede ser entendido y comprendido en todo el mundo”.

FOTOGRAFÍA DE PRODUCTO

La fotografía de producto es aquella que se utiliza para presentar un determinado producto y de la calidad de esta fotografía dependerá el grado de aceptación y el deseo de adquirir el producto. Engloba aquellas fotografías o imágenes a través de las que se trata de vender o simplemente presentar un producto. Por ejemplo, fotografías de componentes electrónicos, ropa, automóviles, calzado, productos alimenticios, etc. En esencia, el objetivo de la fotografia de producto es retratar el producto aislado, normalmente con un fondo neutro (blanco, negro o gris). Su destino habitualmente es un catálogo impreso o una página web. La postproducción suele ser sencilla (corregir pequeños defectos del producto, manchas, motas de polvo y equilibrar las luces, sombras, contraste y temperatura de color) y el fondo se suele recortar para poder montar el objeto con otro fondo, con su correspondiente sombra artificial (o reflejo).

FOTOGRAFÍA publicitaria

En cambio, la fotografía publicitaria normalmente retrata el objeto (o la persona, en el caso de fotografía de productos cosméticos, farmacéuticos, fotografía de moda, de lifestyle, etc.) en un contexto específico, a veces con otros objetos de adorno (lo que se suele llamar un bodegón) y requiere normalmente una postproducción mucho más sofisticada, en la que se montan distintas partes fotografiadas por separado. Luego, en un proceso de postproducción que requiere conocimientos muy especializados, se montan las distintas fotografías, que una vez combinadas y junto con un fondo (también montado por separado) se obtiene la fotografía final. El destino de las fotografías publicitarias normalmente es para anuncios en revistas y periódicos, campañas de vallas publicitarias o marquesinas.